astiko PAREJA CBD

Constelaciones Familiares es un método que te ayuda a comprender en profundidad las dinámicas que se muestran en la vida cotidiana .   En muchos ámbitos, pero sobre todo en uno que muchas veces consume tu tiempo y energía sin que sepas muy bien el ” por qué… o el para qué..” , las Relaciones de Pareja.

Encuentras en tu vida esas situaciones que se repiten y se repiten, incluso, si cambias de pareja? Sigues encontrando una situación parecida, con otro rostro, con otra história…? pero fundamentalmente … lo mismo?

Es un mensaje, un buen mensaje…hay algo ahí que puedes revisar y que se te está mostrando como una insatisfacción, un anhelo, o incluso un profundo malestar. Muchas de las dinámicas que producen una relación de pareja no satisfactoria o una no relación de pareja, o una incapacidad de permanecer con una pareja, si te crean malestar, pueden estar directamente relacionadas con un desajuste sistemico.

Puede tratarse de algo que no está reconocido o cerrado con una anterior pareja, o hay algun pacto totalmente inconsciente con uno de tus padres o algun miembro de tu sistema familiar, donde quizás dijiste  “si tu no fuiste feliz, yo tampoco me lo voy a permitir..” o ” no me casaré mama/papa..”, o hay algun tema relevante pendiente por sanar o asumir con uno o ambos padres…muchas posibilidades de “turbuléncias” en el flujo de la vida . De estas perturbaciones puedes tomar consciéncia, ya que pueden mostrarse en un taller de Constelaciones Familiares. Ese es el primer paso para que algún cambio acontezca…

Amina Merabet

“Uno de los ingredientes en que se fundamenta la pareja es la igualdad. La igualdad de rango, que quiere decir que ambos tienen el mismo nivel, la misma altura, idéntico valor y dignidad. La pareja, por definición, es un lugar donde nos encontramos como iguales, como pares. Si no hay igualdad, en verdad no hay pareja, sino otra cosa, otro convenio, por lo general poco feliz. De algún modo, la cizaña en una relación empieza cuando uno de los dos piensa: «yo soy mejor que tú» o «yo soy peor que tú». Ambas posiciones, ponerse por encima o por debajo, agrandarse o empequeñecerse, tensan las cuerdas de la alquimia emocional de la pareja y constituyen la semilla del maltrato, que cuando crece y crece se transforma en juegos psicológicos fatales y en violencia (de cualquier tipo).
En realidad, la mayoría de los problemas, si miramos esta cuestión desde una atalaya panorámica mayor, parten de que alguien se empeña en definir una porción de la realidad como mejor que otra, de que alguien insiste en decidir qué es bueno y qué es malo, y se arroga el derecho a imponerlo y a enjuiciar, en nombre de éticas y falacias que suelen tener un trasfondo emocional impetuoso e infantil. Y en la pareja, cuando uno de los dos se siente mejor que el otro, o que la familia del otro, en lo profundo, en el alma, surgen las fisuras, porque la pareja, a pesar de lo diferentes que puedan ser sus miembros, debe apoyarse en la igualdad sentida y reconocida de corazón.”
JOAN GARRIGA
Del libro El buen amor en la pareja.

CONSTELACIONES FAMILIARES…PARA QUE? PARA QUIEN…?