LUZ SOMBRAHace unos años llegó a mi vida la posibilidad de profundizar en las aguas de mi inconsciente y subconsciente usando el Huevo de Obsidiana. Me costó decidirme a adentrarme en ese proceso de limpieza, por miedo.

Después de agarrar ese miedo y llevarlo en la mano como una maleta, me adentré acompañada por otras mujeres y una mujer guía en el proceso, y entendí…

Entendí que de nuevo, el miedo estaba basado en creencias e ideas, pensamientos, relatos e historias que había escuchado, que quizás ni siquiera eran ciertos, o quizás habían pronunciado sin tener la experiencia propia de haber pasado el proceso. Pero no sabes cómo, pero  los miedos se cuelan por las rendijas, los poros , los espacios entre células y se instalan allá, tan a gusto.

Cuando me coloqué el huevo la primera noche, supe instantáneamente que no tenía nada que temer. Y tuvo razón esa intuición. Fue una delicia, atravesar todo tipo de paisajes: bonitos, feos, lúgubres, amorosos, difíciles,  sencillos, conmovedores, intensos, sutiles, mágicos, mundanos y sentir el regalo de la disolución de muchas cosas que no necesitaba más, durante ese camino…

Acompañada de otras mujeres con  las que poder hablar el mismo idioma, y acompañada también por la mujer guía, que ayudaba a comprender, a aliviar los síntomas físicos. a integrar y disolver lo que se iba presentando, se iba recorriendo el camino con todas sus diferentes etapas y altibajos, de una forma ligera y con sentimiento de unión.

Porque, qué te ayuda a hacer el Huevo de Obsidiana? Te ayuda a limpiar!!

Te ayuda a limpiar aquello que ves y aquello que no ves, aquello de lo que eres consciente y de lo que no tenías ni idea que llevabas, aquello que obstaculiza, que pesa, que te arrastra y no te deja ir ligera.

Y muchas veces comprendes el proceso, y muchas veces, la Obsidiana es tan gentil que te ayuda a transformar siendo muy mágica, y lo hace mientras duermes, en tus sueños, en los rincones escondidos donde hay tejido enmarañado. Para limpiar de memorias, las tuyas y las de tus ancestras. Esas memorias que pesan y que no es necesario cargar mas. Y las ancestras se alegran de que camines más ligera y uses todo tu potencial para tener una vida abundante, floreciente, expandida…

Me gusta besar mi Huevo de Obsidiana, por puro agradecimiento.

Me gusta ser ahora también una mujer que guía y acompañar en el proceso a todas aquéllas de vosotras, mujeres, que os quereis adentrar en vuestras profundas aguas desconocidas y oscuras .

Y son oscuras  no porque sean desagradables, malas o feas, sino porque no hay Luz ahí, y de eso te vas a ocupar, de llevar tu conciencia allá donde no la había.

Así que, con Miedo o sin Miedo, gracias querida Obsidiana.

 

Amina Merabet

www.madre-selva.com

 

 

 

Sin miedo, gracias querida Obsidiana
Etiquetado en:        

Para continuar con la navegación debe aceptar la política de cookies Mas información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close